Como limpiar la plancha de ropa

Cómo limpiar la placa de hierro con pasta de dientes

¿Su plancha de vapor chisporrotea y escupe? ¿Salpica agua de aspecto sucio en lugar de vapor fresco y caliente? La culpa la tienen todos los minerales y otros depósitos del agua del grifo que obstruyen las salidas de vapor de la plancha.

Antes de recurrir a un limpiador comercial para eliminar la acumulación, pruebe una solución de limpieza segura y eficaz que puede preparar en casa. Es respetuosa con el medio ambiente, no daña la plancha y es barata. Empieza con una plancha fría y desenchufada sobre una toalla para recoger el exceso de agua.

Llena la plancha con agua destilada, ponla en posición de vapor y, cuando se caliente, pulsa el botón de vapor unas cuantas veces para eliminar el vinagre y los depósitos. ¿Por qué agua destilada? A diferencia del agua del grifo, el agua destilada no contiene minerales que puedan obstruir la plancha. Aunque el manual de instrucciones diga que se puede, no conviene utilizar agua del grifo. Así que para planchar y limpiar la plancha, utilice agua destilada para mantenerla limpia y humeante.

El interior de la plancha está limpio y listo para vaporizar y planchar, pero ¿qué pasa con la parte comercial del aparato? Incluso la mejor plancha no puede hacer el trabajo si su suela no está limpia, lisa y lista para planchar.

¿Cómo se limpia una plancha para planchar la ropa?

Mezcla 1 cucharada de agua con 2 cucharadas de bicarbonato de sodio hasta formar una pasta. Con una espátula de goma o una toalla limpia, aplica la pasta a la suela de la plancha. Limpia la plancha con un paño húmedo. Llene la plancha con agua limpia y encienda el ajuste de vapor.

  Como quitar lo pegado de la plancha

¿Cómo puedo quitar el color marrón de mi plancha?

Coge una bola de algodón y sumérgela en el quitaesmalte de acetona. Con un guante de cocina o un guante protector del calor, pasa la bola de algodón por la superficie de la plancha caliente. Disolverá los residuos en un abrir y cerrar de ojos.

Cómo limpiar una plancha con sal

La plancha hace que nuestra ropa se vea elegante. Utilizar una plancha (o tal vez la conozcas como plancha de pelo) para eliminar las arrugas y pliegues de la ropa es una rutina esencial en nuestras vidas. Es importante limpiar y mantener las planchas porque sus suelas (la parte inferior de la plancha) pueden volverse pegajosas, polvorientas y aceitosas.

En algunas situaciones, las telas pueden derretirse, lo que puede crear un feo y persistente desorden. Si cuidas tu plancha, podrá deslizarse sin esfuerzo por tus vestidos, camisas, pantalones y demás. ¿Quién no preferiría eso?

Mientras te pones unas manoplas para el horno, pasa rápidamente la bola de algodón empapada por la superficie caliente. El quitaesmalte con acetona se evapora rápidamente, pero hace un gran trabajo al disolver cualquier suciedad. Cuando hayas terminado, limpia la superficie con agua y un paño.

Humedece una toalla con vinagre blanco destilado. A continuación, limpia la suela de la plancha para eliminar cualquier resto de suciedad. En algunas situaciones, puede quedar algún residuo, por lo que habrá que empapar una toalla limpia en vinagre destilado y colocar la suela de la plancha fría sobre la toalla. Simplemente déjela en remojo durante 15-30 minutos y luego séquela con un paño.

Cómo limpiar una plancha con paracetamol

No hace falta mucho para saber cuándo se ha chamuscado la plancha, porque el olor a tela quemada es horrible. Afortunadamente, las planchas chamuscadas pueden limpiarse con bastante facilidad. Si aprendes a limpiar las planchas de suela manchadas, es posible salvar una plancha que se ha chamuscado.

  Pinzas para camisas

Cuando se quema la parte inferior de la plancha, lo primero que hay que hacer es desenchufarla. Si no puedes retirar la tela chamuscada de la parte inferior de la plancha en una sola pieza, utiliza unas pinzas o unos palillos de madera para levantar pequeños trozos de material derretido de la suela de la plancha una vez que ésta se haya enfriado por completo. Si no retira toda la tela quemada de la plancha, el aparato no funcionará bien. Tenga cuidado de retirar todo el material y luego limpie la plancha chamuscada con una de las siguientes técnicas.

Si las marcas quemadas son realmente graves, tendrás que ser más agresivo en tus esfuerzos de limpieza. En lugar de sal, calienta un poco de vinagre blanco y sumerge un paño suave en él. A continuación, pase el paño suavemente por la suela chamuscada hasta que desaparezcan las marcas. Termina limpiando la parte inferior de la plancha con un paño humedecido con agua limpia.

Cómo limpiar una plancha con vinagre y bicarbonato

Planchar no suele ser lo más emocionante, y puede ser aún peor si tu plancha se pega a la ropa, rocía agua sucia, chisporrotea vapor o simplemente no está en su mejor momento.  Con un poco de cariño y cuidado y unos cuantos consejos y trucos de expertos, puede rescatar su plancha de los tejidos derretidos, las manchas de agua dura y las cámaras de vapor atascadas, haciendo que el planchado sea mucho más fácil y eficiente.Anil y Nazneen Mulji, antiguos propietarios y operadores de tintorerías profesionales durante más de 35 años, comparten algunos consejos sobre formas eficaces y económicas de limpiar su plancha.

  Servicio de planchado de ropa

La suela es la superficie metálica plana de la parte inferior de la plancha que entra en contacto directo con la ropa. La suela puede mancharse con facilidad si se derrite o quema la tela o si se acumula arenilla y óxido. Por suerte, muchos de los remedios de limpieza utilizan elementos que probablemente ya tienes en tu despensa.

1. El bicarbonato de sodio es un superhéroe doméstico por su capacidad para limpiar casi todo, incluida la plancha. Disuelve fácilmente la grasa y sirve como abrasivo suave para quitar las manchas.Para los residuos pegados causados por la tela quemada, simplemente combina dos partes de bicarbonato de sodio y una parte de agua para formar una pasta. Extienda suavemente esta pasta alrededor de la placa de la plancha, con cuidado de no depositar nada en los orificios de vapor. Si esto ocurre, introduzca un bastoncillo de algodón en los orificios de vapor para eliminar la pasta y cualquier otra suciedad.Frote ligeramente la superficie metálica con un paño húmedo y, a continuación, deje reposar la pasta de cinco a diez minutos. Limpie con un paño húmedo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad