Ya sabemos que no hay nada más odioso que encontrarnos con la blusa o camisa arrugada justo cuando la estamos sacando de la maleta tras un largo viaje. Pues para esta última situación hoy veremos unos cuantos tips para planchar camisas de algodón sin una plancha a mano.

La primera es llamar a La Plancha Fácil, y contratar nuestro servicio de planchado a domicilio. En aquellas ocasiones donde los triciclos de reparto de La Plancha Fácil no lleguen, te serán de utilidad estos consejos para planchar camisas sin una plancha cerca.

Momentos antes de que vayas a ducharte cuelga la camisa arrugada en la varilla de la cortinilla de la ducha. Asegúrate de que la varilla de la ducha esté limpia, no vayamos a tener al final las camisas bien planchadas pero sucias.

Cierra la puerta del baño, las ventanas si es que las hay, y tapa las rendijas de debajo de la puerta con alguna toalla o ropa sucia. La cuestión es sellar el cuarto de baño para que no haya fugas de vapor del agua caliente por ningún sitio.

Abre la llave de la ducha del agua caliente y déjala correr durante al menos 15 minutos mientras aprovechas para ducharte, lavarte el pelo, relajarte, planchar camisas ducha vaporetc. Durante ese tiempo el vapor del agua caliente comenzará a deshacerse de las arrugas de la camisa o blusa en cuestión.

Cuando abras el agua caliente de la ducha y mientras te duchas asegúrate de no mojar la ropa, no se trata de mojarla sino de que el vapor del agua caliente haga su trabajo. Queremos planchar bien la camisa, no mojarla ni lavarla.

Pon la blusa o camisa tan cerca del vapor del agua como sea posible, si la cuelgas lejos del cabezal de la ducha el vapor será mínimo y las arrugas no desaparecerán.

Obviamente este método también funciona si dejas correr el agua sin necesidad de ducharte, pero sería un derroche y desperdicio de agua, lo cual como ya sabes va contra nuestra filosofía. En La Plancha Fácil incentivamos el ahorro de agua, no su despilfarro.

Otro método para planchar camisa muy arrugada sin necesidad de una plancha es comprar algún aerosol para eliminar arrugas en el supermercado próximo a donde te encuentres.

Solo tienes que rociar un poco del aerosol sobre la prenda mientras está húmeda, sacudirla para extenderla y tenderla para que se seque.

El problema de los aerosoles antiarrugas es que funcionan razonablemente bien para planchar camisas de algodón o otras prendas de algodón, pero en telas delicadas como la seda, no se pueden utilizar porque podríamos dañar la prenda o dejar alguna mancha.

Para tu mayor seguridad prueba siempre los aerosoles antiarrugas en una zona pequeña u poco visible de la prenda antes de aplicarlo a toda ella.

El problema de estos aerosoles antiarrugas es que son poco ecológicos tanto por los compuestos químicos que emplean como por la carga de gas que llevan estos aerosoles.

Una solución mucho más ecológica, sencilla y económica es realizar nuestros propios antiarrugas caseros con agua y un poco de vinagre.

Pon la mezcla del agua y vinagre en un bote con atomizador y rocía ligeramente la ropa arrugada.

El obstáculo en ocasiones, es que dependiendo de la cantidad de vinagre y del tejido de nuestra camisa podría quedar un ligero olor en nuestra ropa.

Para evitar este problema, y conseguir blusas o camisas bien planchadas puedes sustituir el vinagre por una pequeña cantidad de suavizante.

Tanto con vinagre como con suavizante después de rociar la ropa, debes colgarla para que se seque. Recuerda que no se trata de empaparla, sino simplemente de humedecerla ligeramente.

Si tampoco tienen un supermercado cerca, donde comprar el antiarrugas, ni vinagre o suavizante no te preocupes todavía podemos darle guerra a las dichosas arrugas en la ropa.

En este caso necesitaremos un cazo donde podamos calentar agua hasta que hierva. Una vez que el agua esté hirviendo, vacíala y podrás aprovechar el calor de la base del cazo como plancha rudimentaria.

Ten precaución de que la base esté limpia y no desprenda ningún tipo de material, ya que si no podrían producirse manchas en la ropa. Además esto solo es recomendable en aquellas prendas que soportan altas temperaturas de planchado, ya que como habrás imaginado en esta plancha artesanal no disponemos de termostato ni regulador de temperatura.

Vaya, tampoco tenemos un cazo donde hervir agua? No te desanimes, quizás las más coquetas se hayan llevado unas planchas del pelo. En este caso aunque estén indicadas para planchar cabello, también pueden servirnos para planchar bien otras prendas arrugadas.

camisas- planchadas-plancha-pelo-Usar la plancha de pelo para quitar las pequeñas arrugas de la ropa es una forma rápida de dejar lisos los puños u otras pequeñas tareas como planchar el cuello de una camisa o blusas.

Eso sí, antes de planchar con las planchas del pelo, asegúrate de limpiar bien las pinzas y que no haya ningún resto de productos para el cabello como lacas, ceras, acondicionadores etc., ya que podrían dañar o manchar nuestra prenda.

No detengas la plancha en un mismo sitio, la plancha del pelo debe deslizarse por la ropa ya que si la detienes en una misma zona en pocos segundos podrías quemar la prenda.

Hablando de planchas del pelo, el método siguiente es ya “rizar el rizo” de la supervivencia ante como quitar las arrugas de las camisas o blusas sin una plancha.

Un secador de pelo es más habitual en las maletas de viaje que las pinzas de planchar, y además muchos hoteles disponen de secadores en las habitaciones.

Humedece las áreas más arrugadas de la prenda que quieras planchar. Cuélgala en una percha y seca la prenda con el aire caliente del secador de cabello. Recuerda mantener el secador a una distancia prudencial de nuestra prenda arrugada. Puedes ayudarte de las manos para planchar bien la prenda mientras le aplicas calor con el secador.

Si no puedes llamar a La Plancha Fácil para contratar nuestro servicio de planchado exprés, no dispones de una plancha, ni de agua caliente, ni un cazo, ni un secador de pelo, ni unas planchas de pelo, aún nos queda una opción aunque algo más lenta y menos eficaz.

Humedece una toalla, ponla encima de la prenda que quieras planchar pero con precaución de no mojarla simplemente humedecerla. Levantas el colchón de la habitación donde te encuentres y pones la prenda a planchar sobre el somier, encima la toalla humedecida y encima el colchón. Tras unas cuantas horas la prenda se verá menos arrugada.

Ya, ya, ya se…. a lo mejor no dispones de un somier y un colchón, sirve lo mismo una mesa y unos cuantos libros o cualquier otro objeto pesado. Mismo la maleta te puede servir, porque si estás de viaje, al menos habrás llevado maleta no? 😉

Recuerda siempre vaciar tus maletas al llegar a tu destino, sacar la ropa y colgarla en el armario. También recuerda que puedes llevar tus prendas perfectamente planchadas en nuestros porta trajes los cuales puedes conseguir en cualquiera de nuestros centros de planchado.

En La Plancha Fácil, no hay arruga que se nos resista.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies