A la hora de lavar y conservar nuestra ropa durante mucho tiempo en perfecto estado es importante seguir las instrucciones del etiquetado y elegir el detergente adecuado.

Sin embargo a la hora de lavar nuestras prendas o poner una lavadora, debido a que la variedad de detergentes existente en el mercado es bastante amplia es posible que dudemos acerca del tipo de detergente que debemos usar.

Hasta no hace mucho (incluso alguna abuelita hoy en día), se lavaba la ropa con simple jabón y a mano.

De hecho, en algunas manchas difíciles sigue siendo un buen consejo el uso del jabón y el lavado a mano, sin embargo, la aparición de las lavadoras y los detergentes, nos han llevado a que prácticamente todos empleemos detergentes y lavadoras a la hora de la colada.

Jabón y detergente no son lo mismo

El jabón se hace con grasa natural y lejía. Su nivel de pH es entre 9 y 10, lo que lo hace alcalino. Esto lo convierte en un efectivo agente de limpieza.

Por su parte el componente activo de un detergente es similar al de un jabón, pero en este caso suele ser un producto sintético normalmente derivado del petróleo, y debido a varias de las sustancias con las que se elaboran se comportan mejor que el jabón en aguas duras.

En 1907 una compañía alemana fabricó el primer detergente al añadirle al jabón tradicional perborato sódico, silicato sódico y carbonato sódico. El nombre elegido fue : Perborato + Silicato = “PERSIL

Para que los jabones hagan más espuma y limpien más rápidamente, se le añaden, entre otros componentes, fosfatos y tensioactivos.

Alrededor de un 30 % de los detergentes acostumbran a contener colorantes y otros productos tóxicos que contaminan las aguas.

Los fosfatos se utilizan para suavizar el agua y evitar que las partículas de suciedad vuelvan a depositarse en la ropa.

Los tensioactivos son difícilmente degradables por la naturaleza y tienen una vida media muy larga.

Propiedades de los detergentes

La palabra DETERGENTE, se deriva del latín “detergere” que significa “lavar”. Los detergentes son mezclas o combinaciones de diferentes sustancias tensioactivas que tiene la propiedad de disolver las suciedad y las impurezas de un material (en nuestro caso de prendas textiles) sin afectar el material sometido al proceso de limpieza.

Estas diferentes sustancias afectan o aportan a los detergentes múltiples propiedades como:

.- Humectación: Es la capacidad de mojar correctamente con poca agua su superficie de contacto.

.- Penetración: Es la capacidad de enclavarse o introducirse en las superficies porosas sucias o en la suciedad de la ropa.

.- Emulsión: Es el esparcimiento o suspensión de finas partículas de uno o más líquidos en otro líquido.

.- Suspensión: Esta función radica en dejar la suciedad o partículas de suciedad en una solución, evitando que estas retornen a la tela.

Tipos de detergentes

Los detergentes según su uso pueden ser clasificados en detergentes para lavadoras o detergentes para lavado a mano.

También el tipo de ropa que vayamos a lavar influye en el tipo de detergente a elegir, pudiendo encontrar detergentes para ropa blanca, ropa de color, detergentes para lana, etc.

En cuanto a su presentación los detergentes para ropa suelen tener tres presentaciones s principales:

Detergentes polvo

Es el más habitual y perfecto para eliminar manchas difíciles, sobre todo en las prendas de color blanco evitando su uso en aquellos textiles más delicados. Es el que se ha usado toda la vida desde la aparición de la lavadora. Para su uso, es recomendable un vaso o cazo dosificador que nos permitirá saber la cantidad exacta que vamos a emplear.

Detergentes Líquidos

Es el más recomendado para aquella ropa delicada que tengamos que lavar a temperaturas bajas. El inconveniente del detergente líquido es que detergentes liquidoses poco eficaz contra las manchas difíciles, debido a la dificultad para incorporar en ellos ingredientes como las zeolitas, los fosfatos y ciertos agentes blanqueadores.

Detergentes en pastillas.

Como su nombre indica suele venir en forma de pastilla o tableta y alcanza sus mejores resultados a temperaturas altas que oscilen entre los 40 y los 60 grados centígrados.

Por orden de consumo los detergentes en polvo son los más consumidos en los hogares, seguidos por los detergentes líquidos y por último los más recientes detergentes en pastillas.

Una vez que conocemos los tipos de detergentes, lo más recomendable es tener al menos dos de ellos en casa, ya que dependiendo de las prendas que vayamos a lavar necesitaremos uno u otro.

Detergentes biodegradables, No es más limpio quien más lava, sino el que menos ensucia.

detergentes ecologicosLos detergentes representan un grave problema de contaminación ya que contaminan suelos, cuerpos acuíferos superficiales y además mantos freáticos.

Un 33% de los fosfatos que llegan al agua proceden de los detergentes domésticos y de toda la contaminación que llega a las plantas depuradoras, más de un 20% corresponde a detergentes y productos de limpieza

Por este motivo, cada vez es más común que tanto las autoridades como los consumidores exijan a productores, intermediarios y prestadores de servicios de limpieza, la venta y uso de detergentes con certificados de biodegradabilidad.

A diferencia de los detergentes tradicionales, los detergentes ecológicos han buscado composiciones a base de ingredientes biodegradables, al tiempo que no dañan la salud de sus usuarios.

Los detergentes ecológicos contienen tensioactivos altamente biodegradables, no tienen poli fosfatos y el blanqueante es a base de perborato de sodio.

El detergente ideal es aquel que posee un alto poder de limpieza a la vez que es respetuoso con el medio ambiente. En este equilibrio entre ambas características es donde se encuentran las principales dificultades por parte de la industria en su elaboración, y la complejidad de elección por parte del consumidor.

En resumen si queremos obtener unos excelentes resultados a la hora de realizar nuestra colada en primer lugar debemos mirar las etiquetas de la ropa en las que normalmente vienen detalladas las instrucciones de lavado, en segundo lugar elegiremos la temperatura adecuada al tipo de ropa que vayamos a lavar y en tercer lugar deberemos prestar atención a la hora de elegir el detergente que vayamos a usar, y a ser posible que sea un detergente biodegradable.

Otra recomendación que nos hará mucho más fácil cómodo y seguro la tarea de realizar la colada, es contratar el servicio de lavandería a domicilio de La Plancha Fácil. Simplemente nos llamas, pasamos a recoger tu ropa sucia y te la devolvemos limpia e impecablemente planchada.

En La Plancha Fácil mimamos tu ropa, cuidamos de ti (y del medio ambiente)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies