Planchar correctamente una camisa, quizás sea una de las prendas de planchado más complicadas. Por eso en nuestro consejo de hoy vamos a daros unos pequeños trucos para que planchar vuestras camisas sea más fácil y obtengais unos resultados de calidad.

Como siempre antes de comenzar a planchar lo primero que debemos comprobar es que la suela de la plancha este limpia, y el depósito tenga agua suficiente.

El siguiente paso que siempre debemos realizar es comprobar en las etiquetas la temperatura correcta de planchado.

La tabla de planchar debe de estar lo más alto posible para evitar dañarnos la espalda.

Nuestras manos son de gran ayuda a la hora de posicionar correctamente la camisa en nuestra mesa de plancha. A medida que vamos planchando nuestras manos deben ir eliminando las zonas de planchado de arrugas.

Podemos rociar previamente nuestras camisas con un poco de agua para facilitar su planchado o plancharlas directamente.

Comenzaremos planchando las solapas como el cuello, puños, botoneras y ojales usando bastante vapor.

Lo primero a planchar es el cuello. Es importante colocar bien el cuello sobre la tabla de planchado evitando que se formen curvas u oscilaciones.  El cuello nunca se dobla planchado, se doble totalmente estirado y liso para evitar las antiestéticas arrugas. Comenzando por la zona del cuello exterior, y luego la zona del cuello interior.

A continuación plancharemos los puños. Los puños se planchan primero por dentro y después por fuera. Los puños por lo general al igual que los cuellos suelen ir reforzados con entretela por lo que podemos ejercer considerable presión sin temor a dañarlos. Al igual que sucede con la raya de las mangas, los puños se pueden planchar con “lomo” o sin él (con raya o sin raya).

Una vez planchados los puños, introducimos la mano por el interior de la manga abriendo la mano para conseguir que la manga se abra por completo, y arrastrando nuestra mano abierta hacia el exterior, de esta forma conseguiremos eliminar las posibles arrugas de la manga antes de pasar la plancha.

Las mangas son una de las zonas más complicadas de planchar. Comenzaremos a preparar y planchar  las mangas por la zona de la sardineta (la zona de las pinzas del puño).  A continuación planchamos muy bien las costuras de la manga, y luego planchamos hacia el  centro y el exterior. También hay que planchar con atención la zona de unión de la manga con el cuerpo (la sisa). Es muy importante estirar bien la manga y colocarla correctamente antes de comenzar a planchar, si tenemos bien extendida la manga el planchado será impecable, de lo contrario, se producirán odiosas arrugas.

Una de las zonas más importantes a la hora de planchar una camisa es la sisa. La sisa es la zona de unión entre la manga y la camisa. Es importante pasar la zona del pico de la plancha por la costura de la sisa para darle la forma correcta a la camisa. No debe quedar ninguna arruga en la zona de la sisa.

Al planchar las mangas se produce la famosa y controvertida “raya” de las mangas. Lo normal y recomendable es eliminar esa “raya” de la manga volviendo a planchar cambiando la posición de la maga en la tabla, o mejor aún, si disponemos de un manguero, haremos uso de él. También hay quien prefiere conservar la raya, en este caso dejaremos visible la raya de la manga (esto es para gustos).

A continuación repetimos el mismo proceso con la otra manga.

Los hombros y canesú de una camisa deben estar impecablemente planchados. Con la ayuda de la forma de la tabla de planchar plancharemos los hombros, ayudándonos de la mano izquierda para estirar y de la derecha dirigiendo la plancha.

Para planchar el pecho, frontal o delantero nos ayudamos de la forma de la tabla de planchar. Si la camisa tiene bolsillo comenzaremos por el pectoral del bolsillo. Es importante remarcar el planchado en la zona de la sisa y la costura de unión entre el delantero y la espalda. Comenzamos desde abajo (desde la costura inferior) hacia arriba hasta la zona del cuello. Vamos planchando el interior del pecho hasta llegar a la costura del pecho y la espalda.

Presta especial cuidado a las solapas, cuellos y puños donde haya botones porque se pueden quemar con facilidad. Un truco muy sencillo para proteger los botones mientras planchas es cubrirlos con un dedal o mismo con una cucharilla de postre.

Posiblemente la parte más sencilla de planchar de una camisa sea la espalda. En este caso una vez más nos ayudamos de la forma de nuestra tabla de planchar y colocamos y estiramos con la ayuda de la mano izquierda. Si la camisa tiene pinza en la espalda, ayúdate de las manos para plancharla correctamente. La pinza es el pliegue que llevan algunas camisas en la espalda. La pinza no debe ser muy larga. La espalda no tiene ninguna dificultad, simplemente debemos dejarla sin ningún tipo de arruga. Como siempre comenzamos marcando las zonas de las costuras y vamos avanzando con la plancha. Planchamos ambos lados de la pinza, y luego la parte inferior de la espalda.

Por último y no menos importante siempre debemos colgar nuestras camisas abotonadas. No es necesario abotonar todos los botones, pero sí que siempre abotonaremos el primero del cuello y luego los iremos abotonando alternativamente (uno si otro no).

La percha donde la vayamos a colgar nuestra camisa es muy importante. Existen perchas con diferentes formas, y una de ellas está especialmente indicada para las camisas. Son perchas que ayudan a mantener el perfecto estado del cuello y hombros de nuestras camisas planchadas. Obvia decir que en La Plancha fácil, nuestras camisas se entregan en perchas camiseras.

Pues ya hemos visto una forma de como planchar una camisa de manera impecable. Otra forma más rápida y fácil, es contratar nuestro servicio de planchado a domicilio, donde planchamos tus camisas por ti con todo el cuidado y cariño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies